Compartir

Calidad Pascual y su modelo de gestión «Mare Nostrum»

Desde Calidad Pascual, siguiendo con su compromiso de compartir buenas prácticas en gestión, se suman a nuestro mes temático de enero en EXECyL presentándonos su modelo de gestión, un modelo basado en la mejora continua que guía sus procesos de planificación.

Esperamos que lo disfrutéis y os sirva de inspiración.

 

Modelo de Gestión Pascual «Mare Nostrum»

 

En Calidad Pascual, la calidad ha sido un elemento claramente diferenciador desde sus orígenes, por lo que se ha trabajado desde distintos enfoques. Los sistemas o modelos que se han ido incorporando a la compañía, han ido acompañando a la evolución del concepto de calidad durante los últimos años, desde un enfoque más asociado a calidad de producto, proceso y cliente; a un enfoque más integral con orientación a todos los grupos de interés e integrando el concepto también en la gestión (calidad en la gestión, calidad total, excelencia).

En 2012, sobre la base de toda la experiencia previa en calidad de la gestión y mejora continua que nos dio trabajar con sistemas de gestión certificados e implantar proyectos de excelencia en diferentes ámbitos, nos planteamos crear un modelo propio y único de Pascual, que nos representara y nos ayudara a trabajar mejor hacia la consecución de nuestros resultados. De esta forma nació el Modelo de Gestión Pascual: Mare Nostrum.

 

 

Esta necesidad, surgió al detectar que había un exceso de iniciativas, modelos, herramientas, normas, estándares… que, aun compartiendo los mismos conceptos básicos y una esencia de mejora común, llegaban como enfoques diferentes, con nomenclatura y vocabulario diferente y posibles interpretaciones distintas, lo que requería un gran esfuerzo a la hora de integrarlos con otros modelos o estándares ya existentes.

 

Trabajando sobre esta necesidad, decidimos desarrollar un modelo de gestión propio, basado en el ciclo de mejora continua y ampliado con otros elementos de gestión claves para Pascual. Desengranamos los elementos esenciales y comunes de sistemas, normas y modelos existentes relativos a la planificación, y los integramos en un único referente interno, simplificando con ello la gestión, y focalizándola en trabajar en una única dirección: las metas y objetivos estratégicos.

 

¿Cómo hacer efectiva la implantación de este modelo? Integrando su esencia en los procesos de planificación natural de la compañía. De esta forma, podemos decir que el modelo de gestión Mare Nostrum guía nuestros procesos de planificación natural. La lógica de pensamiento del modelo se traslada e integra en la planificación, desde la planificación estratégica, hasta la planificación más táctica y operativa, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Dirección estratégica y conocimiento interno. Se tiene clara la situación deseada, y todos los planes apuntan a dicho lugar. Se tiene clara la situación actual, entendemos nuestra situación de partida como punto clave para poder planificar el futuro, y conocer cuál es el «gap» estratégico.
  2. Pensamiento anticipativo. Anticipamos los riesgos y las oportunidades, esto es, identificamos los grandes eventos que puedan poner en peligro los objetivos estratégicos, o ayudar a conseguirlos, y se tienen en cuenta en la planificación.
  3. Planificación de los cambios. Diseñamos «puentes», es decir, planes para cubrir el gap identificado.
  4. Gestión del conocimiento. La información se documenta y se comparte para que esté accesible y permita una ejecución efectiva.
  5. Cumplimiento. Los planes tienen en cuenta en su diseño toda la legislación y normativa aplicable.
  6. Ejecución excelente. Los planes se ejecutan y se revisan continuamente, con adaptabilidad.
  7. Aprendizaje continuo. Se hacen ejercicios de aprendizaje que permiten incorporar mejoras en el siguiente de ciclo de planificación.

 

 

El Modelo de Gestión Pascual Mare Nostrum permite realizar los ciclos de planificación de una forma homogénea, y alineada con los requisitos de todas las normas y estándares a los que estamos adheridos. Es un modelo clave para la integración de sistemas y la simplificación en la gestión, y lo iremos mejorando con todos los aprendizajes y buenas prácticas que vayamos adquiriendo.