Compartir

Asti Consulting Services. Transformarse para volar

Febrero, mes de la Transformación en EXECyL

 

Nuestros compañeros y amigos de Asti Consulting Services, a través de Rubén Muñoz, co-fundador y su responsable de marketing e innovación, colaboran con el mes temático de la Transformación, dando respuesta a algunas de las preguntas que planteábamos en su lanzamiento: ¿en qué transformación os encontráis inmersos? ¿destaca la transformación de algún área en concreto? ¿en qué palancas os apoyáis? ¿cómo lo hacéis? ¿dónde poner el foco? ¿cómo planificáis vuestro rumbo? Y por último, ¡¡un gran consejo!!

¡No te lo pierdas!

 

Transformarse para volar

 

¿En qué transformación os encontráis inmersos?

Hace algo más de tres años llegó a nuestras manos una interesante historia que explica muy bien la transformación que estamos experimentando en Asti Consulting Services. Hoy recupero este texto, del cual desconozco el autor, porque fue la inspiración de nuestro modelo de transformación.

«Un día de primavera, un viajante descansaba tranquilamente al borde del camino bajo un árbol. Mirando la naturaleza que le rodeaba, observó cómo la oruga de una crisálida de mariposa intentaba abrirse paso a través de una pequeña abertura aparecida en el capullo. 

Estuvo largo rato contemplando cómo la mariposa iba esforzándose hasta que, de repente, pareció detenerse. Tal vez la mariposa –pensó aquel hombre- había llegado al límite de sus fuerzas y no conseguiría ir más lejos. Así que, decidido a ayudar a la mariposa, cogió unas tijeras de su mochila y ensanchó el orificio del capullo. La mariposa, de esta forma, salió fácilmente. Su cuerpo estaba blanquecino, era pequeño y tenía las alas aplastadas. 

El hombre, preocupado, continuó observándola esperando que, en cualquier momento, la mariposa abriera sus alas, las estirara y echara a volar. Pero pasó el tiempo y nada de eso ocurrió. La mariposa nunca voló, y las pocas horas que sobrevivió las pasó arrastrando lastimosamente su cuerpo débil y sus alas encogidas hasta que, finalmente, murió. 

Aquel caminante, cargado de buenas intenciones, con voluntad de ayudar y evitar el sufrimiento a la mariposa, no comprendió que el esfuerzo de aquel insecto para abrirse camino a través del capullo era absolutamente vital y necesario, pues esa era, precisamente, la manera que la naturaleza había dispuesto para que la circulación de su cuerpo llegara a las alas, y estuviera lista para volar una vez hubiera salido al exterior.»

De esta historia se desprende que el sobresfuerzo exigido por las mariposas para agrietar el capullo, es necesario para que éstas luego confíen en la fuerza de sus alas, ya que –en esto de la transformación– tenemos que experimentar los cambios en carne propia (aunque en ocasiones resulten incómodos).

Por ésta y otras razones, decidimos iniciar un nuevo camino dando el salto desde una gran empresa a un proyecto dinámico y estimulante –inicialmente como autónomos– para más tarde formar parte de uno de los grupos líderes en robótica móvil, nuestro querido y admirado ASTI.

 

¿Destaca la transformación de algún área en concreto?

La industria vive uno de los procesos de transformación más representativos. Nuestra ambición es ser parte importante de esta cuarta revolución industrial y ayudar a los miles de profesionales de nuestro entorno a sumarse a ella, desde la implantación de la automatización y la fabricación inteligente, hasta la total integración de la Industria 4.0.

 

¿En qué palancas os apoyáis?

De forma paralela a nuestra propia transformación, hemos acompañado a otras empresas en la suya propia, desarrollando valor y generando confianza gracias a cuatro palancas fundamentales: talento, eficiencia, liderazgo y tecnología; poniendo a las personas en el centro de la transformación, apostando por aumentar sus competencias y transfiriendo a los equipos nuestra experiencia y saber-hacer.

 

¿Cómo lo hacéis?

No buscamos grandes burocracias, sino aplicaciones ágiles, eficientes e innovadoras. En función de los requerimientos y las necesidades de los clientes, nos marcamos un Reto de manera colaborativa, realizamos un diagnóstico en el lugar donde ocurren las cosas (genba), capturamos los descubrimientos observados durante sus tareas cotidianas y co-creamos con ellos una solución de valor mediante ciclos de experimentación ágiles.


«Cuando la transformación digital se hace correctamente, es como una oruga que se convierte en mariposa, pero cuando se hace mal, lo que en realidad tienes es una oruga más rápida» – George Westerman.


 

¿Dónde poner el foco?

El modelo de gestión del cambio que proponemos para la Industria 4.0 recoge dos principios básicos: el principio de sostenibilidad de las organizaciones (por encima de viejos modelos basados en el crecimiento) y el principio del talento, porque las personas son quienes aportan valores, innovación y éxito para lograr la sostenibilidad deseada.

 

¿Cómo planificáis vuestro rumbo?

Aprendemos a través de la experimentación y del error, de la desviación y de la corrección del rumbo planificado, y nos renovamos con cada trabajo (mejora continua). Nuestro éxito depende más de la capacidad para experimentar y (des)aprender, que de la estrategia inicial.

 

¿Un consejo?


Siente el cosquilleo. Sin cambios, no hay mariposas.


 

Ilustración original: Butterflies in stomach by Somesh Kumar, for Stage Fright written by Yamini Vijayan, supported by CISCO, published by Pratham Books (©Pratham Books, 2018) under a CC BY 4.0 license on StoryWeaver.