Compartir

#execylenaccion: Calidad Pascual

Calidad Pascual nos cuenta cómo está siendo su experiencia y qué iniciativas están desplegando desde su compañía ante la difícil situación que atravesamos.

Desde aquí nuestro agradecimiento a todo el equipo de Calidad Pascual por seguir en acción, por su solidaridad y por contribuir a mantener activa y segura nuestra comunidad (y no son los únicos… ¡Mira!)

¡Mil GRACIAS por vuestro esfuerzo y compromiso!

 

«Desde el inicio de la crisis del coronavirus, Calidad Pascual está trabajando para garantizar el suministro de alimentos a la población bajo un estricto protocolo de medidas de seguridad y prevención ‘porque lo primero es la seguridad y salud de nuestras personas‘, tal y como ha manifestado su presidente, Tomás Pascual.

Un trabajo y un protocolo que ha podido comprobar in situ el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante su visita al Complejo Industrial de la compañía en Aranda de Duero (Burgos). Ambos han agradecido la labor de la industria alimentaria como sector estratégico en la actual crisis sanitaria provocada por la pandemia Covid-19 ya que esta ‘desempeña un papel fundamental, que desarrolla con gran responsabilidad para garantizar a la población algo tan básico, como necesario: alimentos y bebidas seguros y de calidad. Esta crisis ha puesto de manifiesto que esta industria es básica y necesaria para la vida de las personas. Lo importante es que la gente esté tranquila y sepa que lo que necesita no le va a faltar’.

Aprovechamos una vez más para agradecer el esfuerzo de todos los que están al pie del cañón en nuestras fábricas, plataformas logísticas y almacenes, y a os que han convertido sus casas en nuestras oficinas y están teletrabajando. En los momentos difíciles es cuando Calidad Pascual está demostrando que dar lo mejor no es solo un lema, es un trabajo en equipo, más unido que nunca si cabe. Gracias a todos por este ejemplo de fuerza, de coraje y de honor.

Calidad Pascual enfrenta esta situación con una única misión: asegurar el suministro de alimentos a la población. La compañía se sitúa en una posición clave durante la crisis provocada por el COVID-19 y, como empresa de un sector estratégico como es el agroalimentario, ha intensificado sus esfuerzos para continuar ofreciendo lo mejor a la sociedad, generando un valor añadido a todos sus grupos de interés durante el periodo de emergencia.  

Así, está reforzando su labor productiva para garantizar el suministro de alimentos de alto valor nutricional en todos los puntos de venta del país, al tiempo que reafirma su compromiso con el abastecimiento y la compra local de materias primas, que ya asciende al 96% del total, favoreciendo la actividad de agricultores y ganaderos que realizan su trabajo en España.

En línea con el compromiso mantenido con todos sus grupos de interés, el equipo humano que continúa trabajando para garantizar el suministro y el funcionamiento de la compañía representa una absoluta prioridad para Calidad Pascual. En esta línea, Pascual está ofreciendo a sus empleados herramientas para la gestión emocional durante el confinamiento, poniendo a su disposición asistencia psicológica, información nutricional e incluso cursos de formación en diferentes ámbitos para ayudar a sobrellevar la cuarentena e impulsar su desarrollo laboral durante este periodo.

Para mantener a la plantilla unida y alentar a quienes continúan trabajando de manera presencial en fábricas, almacenes, plantas logísticas, etc. la compañía ha lanzado #OrgulloDeEquipo, una campaña enfocada a compartir las diferentes experiencias de todo el equipo durante la crisis y fomentar, más que nunca, el apoyo mutuo y la unión como equipo.

A nivel externo, de cara al conjunto de la sociedad, la compañía se ha puesto a disposición de las autoridades locales y autonómicas para dar apoyo en todo lo necesario durante el contexto de la crisis sanitaria. Así, ya ha donado miles de unidades de producto de todas sus marcas a hospitales, residencias, Bancos de Alimentos y otros organismos sociales para responder a las necesidades surgidas y contribuir a mitigar los efectos de la pandemia.

Asimismo, ante la falta de material sanitario, dos trabajadores del Complejo Industrial de Aranda han impreso más de 500 pantallas de protección para personal sanitario, alrededor de 300 salva-orejas y 30 válvulas para respiradores que se han repartido en hospitales y residencias en las provincias de Burgos y Soria, ayudando a paliar la escasez de material en centros sanitarios y asistenciales de la región.

Además, durante la crisis, Calidad Pascual ha estrechado su contacto con clientes y proveedores, ofreciéndoles asesoramiento, reforzando sus redes de apoyo y optimizando la coordinación para poder garantizar el suministro de productos en todos los puntos de venta, asegurando el abastecimiento de cara a los consumidores de todo el territorio nacional.

En definitiva, la compañía, en línea con la filosofía de negocio responsable que lleva implementando durante sus cinco décadas de actividad, está desarrollando acciones a diferentes niveles para dar una respuesta integral y eficaz a la crisis del coronavirus.»