Compartir

El futuro se escribe desde el talento

Diciembre: balance 2020

    Como ya hemos dicho en reiteradas ocasiones, 2020 ha sido un año diferente y difícil a todos los niveles. Y no solo el entorno empresarial se está viendo muy afectado, también nosotros como individuos, tanto en el terreno personal como profesional… Un año en el que todos nuestros esquemas se han visto descolocados por una pandemia que ninguno veíamos venir… Un periodo en el que hemos tenido que adaptarnos, tomar decisiones importantes a marchas forzadas y sobre todo, salvaguardar la salud de los nuestros, cuidando nuestro talento al máximo a la vez que intentábamos no detener nuestra actividad.

    Y para muestra, la experiencia de nuestros compañeros de SilverStorm inmersos en un proyecto realmente satisfactorio e inspirador en los duros momentos por los que nos está tocando pasar… Su CEO, Rian Butcher, nos lo cuenta a continuación, ¡no te lo pierdas!

     

    El futuro se escribe desde el talento

      Acaba 2020. Es momento de hacer balance, de reflexionar sobre lo que ha funcionado y lo que se puede mejorar. Es verdad que ha sido un año complicado, donde la pandemia nos golpeó muy fuerte en marzo y tuvimos que tomar decisiones rápidas y eficientes para proteger tanto al equipo de SilverStorm como a nuestros clientes. Estábamos ante un momento histórico al que había que enfrentarse sin tiempo para controles parciales. Lo hicimos. Nos marchamos a casa y cada uno de nosotros demostró ser un camaleón; nos adaptamos a la situación y sacamos lo mejor de nosotros mismos para continuar con la hoja de ruta marcada de los proyectos previstos, y de otros muchos que nos llegaron después.

      Ahora afrontamos la nueva normalidad acompañados de la comunicación, la digitalización y la ágil resolución de conflictos para impulsar el crecimiento y garantizar la continuidad del negocio. Somos así. Innovadores y disruptivos. Lo llevamos en el ADN. No entendemos el trabajo sin esfuerzo y honestidad. Como tampoco se entiende SilverStorm sin cada uno de los 130 compañeros repartidos en nuestras oficinas de Valladolid, Madrid, Barcelona, Reino Unido, México y Estados Unidos.

      Contamos con una plantilla diversa y descentralizada, con más de siete nacionalidades distintas en los equipos y con un gran incremento en los últimos años, que mira al futuro con ganas de superación. Por este motivo, hemos desarrollado una política innovadora de gestión de talento, focalizada en las personas y alineada con nuestra estrategia. Un reto que complementa con la construcción de un equipo unido que, además, garantice una experiencia única para cada empleado, con independencia de su rol, ubicación… Por tanto, nuestra estrategia de Recursos Humanos está basada en la filosofía OneTeam·OneExperience.

      El talento es nuestro mejor embajador. Un talento que fluye en el día a día: en las reuniones con nuestros clientes, en las oficinas… El saber hacer está ahí, y queremos que siga ahí. Nuestro objetivo es sumar más personas con ganas de aprender y superarse. Nos emocionamos con cada incorporación. Ellos son nuestro valor añadido.

      Gracias a su trabajo estamos inmersos en muchos proyectos, pero hay uno que nos toca de manera muy especial el corazón. Estamos desarrollando una aplicación para agilizar las pruebas de los voluntarios que participan en los ensayos clínicos de diferentes vacunas contra la COVID-19. La plataforma permitirá llevar a cabo los test necesarios desde el domicilio de los participantes. Antes se realizaban en los hospitales, pero para minimizar los contactos se está optando por entornos más seguros y aislados. También se busca eliminar el papel y que todo el proceso de recogida de datos sea en tiempo real.

      Es un orgullo formar parte de los ensayos clínicos en los que van a participar 100.000 personas. Además, el proceso para encontrar una vacuna tiene una duración de 10 años, pero se está agilizando con seguridad gracias a la tecnología. Estamos muy contentos de poner nuestro granito de arena en una iniciativa contra una infección que ha roto tantos sueños y familias. Por esta razón, no lo vemos solo como un software, es la oportunidad de poder salvar la vida a 2.863 personas al día. No es solo tecnología, es vida.

      De cara al año que viene son muchas las iniciativas que vamos a llevar a cabo. La pandemia ha demostrado que la tecnología es vital, sin ella es imposible mirar hacia delante. Eso sí, la innovación no se entiende sin talento. Mi consejo para 2021 parafraseando a Einstein es: “No tengo talento especial. Solo soy apasionadamente curioso”. Desde aquí animo a todo el mundo a ser curioso, a buscar lo que de verdad le haga feliz y a seguir aprendiendo. La vida da muchas vueltas y esas vueltas son curvas en las que crecer. Nosotros ya hemos cumplido 18 años y queremos seguir soplando velas.