Compartir

Tener una tienda online no es vender por Internet

Noviembre, mes del desarrollo de negocio

    Como ya adelantábamos en el lanzamiento de la temática del mes de noviembre, a lo largo de este periodo queremos recopilar experiencias de estrategias de desarrollo de negocio que han permitido a las empresas llegar hasta el día de hoy. Más si cabe, después de las dificultades que muchas de ellas están atravesando en los últimos meses.

    Y a este respecto, encontramos un factor que está en pleno auge: la aceleración digital y, con ella, el eCommerce. Nuestros amigos de Vital Innova, expertos en marketing online y estrategia digital, nos dan algunos consejos y pautas para no precipitarnos y tomar la mejor decisión para nuestro negocio.  ¡Toma buena nota!

     

    Tener una tienda online no es vender por Internet

      Diversos estudios han cuantificado la aceleración digital de estos meses en el equivalente a 7 años. Y esta semana nos despertamos con el dato de que el 70% de las compras de este Black Friday se harán online.

      Con estos datos y el “picor” todavía en el cuerpo del primer confinamiento, es lógico que pequeñas y medianas empresas que ni soñaban con vender online, se hayan planteado en el corto plazo tener su propia tienda online.

      Pero de nuevo nos estamos equivocando. El avance del eCommerce hace que sea impensable que una idea de negocio no salte al mundo digital. Pero no se trata de poner en funcionamiento una tienda online o tener redes sociales. La venta online es un proceso que debe ser bien pensado y estructurado.
       

      ¿Por qué una tienda online no basta para vender en Internet?

        Mucha gente se cree que la venta online se sustenta en ideas marcianas. Es verdad que cada vez más procesos se realizan exclusivamente de manera tecnológica, pero no se diferencian mucho en su esencia de la idea del “tendero”. Si abres una nueva tienda física en el barrio, ¿cómo harías para que los vecinos se enteren? Lo lógico de hace unos años: flyers repartidos por la calle, bonos de descuento, un anuncio en prensa y si tengo un poco más de dinero; cuñas de radio y anuncios en TV.

        Hoy, donde el mercado es global, donde tienes la competencia en otra pestaña del navegador y donde cada persona recibe unos 5000 impactos publicitarios por día, no puedes prescindir de los medios digitales, porque es el único medio que te asegura una tasa de penetración cercana al 90%. Hay mucha gente que no ve la TV, no escucha la radio y ya no compra prensa escrita. Pero si tiene un correo electrónico, usa más de una red social y lee las noticias a través de su móvil. Por lo tanto, tener una tienda online sólo es el equivalente a abrir la persiana en un barrio donde hay millones de tiendas iguales a la tuya. Si no haces algo  para darte a conocer, diferenciarte y promocionarte, es muy difícil, por no decir imposible, que alguien encuentre y elija tu tienda.
         

        ¿Qué opciones hay hoy para aquellos que quieran comenzar a vender por Internet?

          Casi tantas como empresas. Según la madurez del segmento, la empresa, el producto y el mercado objetivo al que se oriente la empresa, es más recomendable una u otra opción.

          Desde comenzar vendiendo sólo en marketplaces como Amazon o AliExpress hasta tener un super ERP y CRM con tienda online como Salesforce o Vtex.

          Pero en el medio, hay opciones que hoy están al alcance de cualquier tamaño de empresa. Como primer escalón y a un coste de inversión casi imbatible nos encontramos con Shopify, el SaaS de eCommerce más famoso del mundo y del que somos partners de implementación.

          Este software permite a empresas que recién comienzan, centrarse exclusivamente en la venta y el marketing de la tienda online, ya que métodos de pago, integraciones y hasta conexiones logísticas y hosting, están resueltas por la plataforma. Obviamente, a cambio de una cuota mensual y un fee por ventas.

          En el siguiente paso, dentro de los CMS de eCommerce referentes del mercado, nosotros nos hemos especializado hace algunos años en WooCommerce. No porque Magento o Prestashop no sean buenas soluciones, que lo son, sino porque nos parece que WooCommerce, según nuestra opinión es la que más posibilidades de crecimiento y personalización ofrece con un equilibrio perfecto entre performance y usabilidad.
           

          ¿Por dónde debería comenzar alguien que quiera comenzar a vender online? 

            A pesar de toda la tecnología disponible, la base sigue siendo la misma. Analizar los puntos fuertes y debilidades de tu producto/servicio, contemplar todos los costes, definir un margen de ganancia que te permita ser rentable y esté dentro del mercado y armar una estrategia de comercialización con los puntos básicos de todo plan de marketing: target, objetivos, presupuesto, acciones y control de resultados.

            El primer objetivo de todo eCommerce es conseguir tráfico. Y de calidad. Sin tráfico, todos los demás indicadores no tienen sentido. Por lo tanto, nosotros siempre repetimos (y pocas veces nos hacen caso), que de todo el presupuesto que tengas, sólo el 20% debería estar dedicado al desarrollo de la tienda online. El restante 80% es necesario dedicarlo a las acciones de marketing que te permitan atraerconvencer, convertir y fidelizar a tu público.