Compartir

La confianza como el principal intangible de una empresa

Diciembre: balance 2020

    Y casi sin darnos cuenta, ya está aquí el mes de diciembre, y con él, el cierre de este año tan «especial» para todos. Estrenamos el último mes temático de EXECyL en 2020 con un artículo en el que Lourdes Gullón, presidenta, y Juan Miguel Martínez Gabaldón, consejero delegado y director general, de Galletas Gullón nos relatan sus vivencias y aprendizajes extraídos tras todo lo acontecido durante este ejercicio. Un periodo muy intenso para cualquier compañía y en especial para aquellas que han estado, y están, englobadas en uno de los sectores esenciales en la «lucha» contra el COVID-19.

    Con el foco puesto el un valor tan relevante como la confianza, nuestro patrono Galletas Gullón se presenta como empresa referente en el sector agroalimentario y en nuestra región. ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo…
     

    La confianza como el principal intangible de una empresa

      Este año hemos asistido a una situación que ha reforzado el sentimiento de comunidad y que ha hecho que la sociedad en general busque valores a los que atenerse en estos tiempos. Galletas Gullón se ha convertido en uno de esos pilares a los que muchos ciudadanos han mirado por la seguridad que transmitimos como una de las empresas familiares más antiguas de España, con el aval de más de 125 años de historia. Ya antes de la pandemia, el think thank MESIAS (Marca Española – Sistema de Inteligencias Aplicadas) nos consideró como una de las empresas que más confianza suscitaba, valor que se ha reforzado especialmente cuando se consideró que la industria agroalimentaria era esencial para el abastecimiento de alimentos para la población.

      Un año marcado por la pandemia y por el aprendizaje

        Y como compañía hemos respondido desde el minuto uno a la pandemia a las necesidades que nos planteaba la sociedad, una semana antes de la declaración del Estado de Alarma en España establecimos un Plan de Contingencia que nos valió ser la primera empresa del sector que fue certificada con el sello COVID-19 Prevention / Food. Para ello, establecimos una serie de protocolos, medidas de seguridad y de higiene, así como reforzamos la comunicación con nuestros empleados a través de aplicaciones móviles. Asegurar que podíamos aislar a la industria del coronavirus nos permitió de esta forma hacer frente a alta demanda salvaguardando la salud y la seguridad de nuestros empleados.

        El año 2020 también nos ha enseñado por qué las empresas tienen que ser solidarias, especialmente aquellas que, a diferencia de la hostelería o el turismo, han visto su actividad menos afectada. Desde Galletas Gullón hemos colaborado con la sociedad a través de donaciones continúas a lo largo del año, hemos llegado a entregar más de 75 toneladas de producto a entidades de toda España, pero con especial atención a aquellas de nuestra comunidad próxima como lo son los Bancos de Alimentos y la Cruz Roja de Palencia, Castilla y León y Cantabria.

        También nos hemos volcado con el gremio de los transportistas a los que facilitamos espacios de aseo y descanso cuando las áreas de servicio se cerraron y nos aliamos con el Ayuntamiento de Carrión de los Condes para ofrecer galletas en la parada del Camino de Santiago en esta localidad para apoyar a todo el sector hostelero y turístico de la zona, muy afectado por pandemia.

        El Compromiso de Galletas Gullón

          Generar confianza para todos los actores relevantes de la compañía ha sido fundamental durante estos meses: primero con los empleados, no sólo facilitándoles información sobre medidas de higiene y EPIs, sino premiando su esfuerzo con un bonus de 300 euros que ofrecimos a los empleados por la carga de trabajo para atajar la subida de la demanda por el llamado ‘efecto llenado de despensa’ de las primeras semanas. Incluso, hemos mantenido nuestro compromiso adquirido y ampliamos la plantilla con 100 nuevos trabajadores durante la pandemia, justo cuando se destruía empleo en todo el país.

          Por todo esto, nos hemos convertido en una compañía imprescindible para las autoridades regionales de más alto nivel. Esta confianza que se ha cristalizado en los encuentros con el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural y Ganadería y la consejera de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, a los cuales les hemos presentado nuestros planes de desarrollo de la compañía con impacto positivo en la región para los próximos 10 años.

          Cuestión de Confianza

            Como decimos, el principal aprendizaje adquirido en 2020 ha sido el generar confianza a todos los públicos objetivos y los actores interesados. Desde el consumidor que ha visto como no faltaban sus productos favoritos en los supermercados y cómo estos se adaptaban a la coyuntura con envases individuales más seguros, a la industria de la remolacha azucarera que ha visto cómo todo el sector agroalimentario castellanoleonés ha salido en su defensa, a través del manifiesto presentado por la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural y Ganadería, pasando por supuesto, por los proveedores locales de cereal y los trabajadores.

            Plena confianza además en el camino emprendido por la compañía en su proyección de futuro. Como empresa llevamos reinvirtiendo el beneficio en innovación, un 2% de la facturación, por encima de la media europea, mejorando nuestros procesos productivos para hacerlos más eficientes y ofreciendo mejores productos más saludables y nutricionalmente equilibrados. Estos planes nos han permitido que nuestras previsiones apunten a que cerraremos 2020 con una facturación superior a los 400 millones de euros, la más alta en la historia y que hayamos duplicado el tamaño de la plantilla a 1.600 empleados, el doble que hace apenas una década, y que pronostiquemos un crecimiento sostenido de la misma hasta 3.000 trabajadores como horizonte 2030.

            Es importante generar confianza y hacer de la misma parte del capital de la empresa, un valor intangible que refuerza la imagen y los pilares de la compañía. El principio por el cual Galletas Gullón podrá continuar siendo uno de los actores y exportadores más relevantes del sector galletero durante los próximos años.