Compartir

Comercial Ulsa y su firme apuesta de futuro

Noviembre, mes del desarrollo de negocio

    Además de ocuparse de la seguridad y bienestar de sus trabajadores, de trabajar sin descanso durante los meses más complicados de la pandemia, de asesorar a sus clientes sobre protocolos de prevención frente al COVID-19, y de protagonizar acciones humanitarias como la donación de material a Cáritas, nuestro socio Comercial Ulsa, como ya nos contaba su gerente, Javier Gómez el pasado lunes tras su participación en la jornada ‘Experiencias de Desarrollo de Negocio en tiempos difíciles’se ha embarcado en su segunda mayor apuesta de crecimiento, de desarrollo de negocio y de futuro, para poner todo su potencial al servicio de sus grupos de interés.

    A continuación nos cuentan su experiencia y nos dan algunas claves acerca de sus planes más inmediatos. ¡Sigue leyendo!

     

    Comercial Ulsa y su firme apuesta de futuro

      Todo el equipo de la empresa familiar vallisoletana Comercial Ulsa, especializada en protección laboral, ferretería y suministro industrial, ha puesto todos los medios a su alcance para velar por la salud y la seguridad de sus clientes, principalmente de aquellas empresas pertenecientes a sectores que siguen estando en primera línea de ‘batalla’ frente a la COVID-19.

      «Hemos suministrado los equipos de protección necesarios a los sanitarios, a empresas de alimentación y distribución, a las farmacias y a todas aquellas que atienden a estos sectores tan críticos», explica Javier Gómez, gerente de Comercial Ulsa, quien agradece «la dedicación en cuerpo y alma a todos nuestros profesionales, que han puesto toda la ilusión para trabajar, en horarios de mañana y de tarde –también durante el confinamiento– para atender cuantas demandas nos han solicitado. Hemos atendido todas, e incluso pudimos suministrar equipos de protección a nuestros sanitarios cuando no había en toda España, gracias al esfuerzo de nuestros trabajadores, de los cuales estoy muy orgulloso».

       

      Ampliación y nuevas líneas de negocio

        En plena pandemia de la COVID-19, Comercial Ulsa afronta su segunda mayor apuesta con la construcción de dos naves que le permitirá contar con un nuevo almacén con capacidad para 1.000 pallets, un nuevo taller de impresión y bordado para la personalización de prendas e impresión de todo tipo de productos y soportes, un área de formación para más de 50 personas, un ‘showroom’ para trabajos y soluciones en altura, y la posibilidad de crear un centro especial de empleo donde incorporar a personal con discapacidad, así como plantear el establecer algún proceso de fabricación de equipos de protección individual.

        Un proyecto que se traducirá a corto plazo en un crecimiento de dos dígitos de esta empresa, «ya que con la actual estructura no podíamos crecer por falta de espacio, medios y capacidad. Contar con un nuevo taller de impresión y bordado, un nuevo área de formación para clientes y personal nos permitirá tener esa capacidad de crecimiento», explica Javier Gómez. En cuanto al empleo, la empresa incrementará un 20% su plantilla con la puesta en marcha de las nuevas instalaciones, hasta alcanzar los 40 trabajadores.

        Con esta inversión, «pretendemos aumentar la capacidad de almacenaje y, por lo tanto, ofrecer un mejor servicio y optimizar las condiciones de compra. También fortalecer nuestra nueva línea de negocio de instalación de líneas de vida y soluciones para trabajos en altura. Incrementar nuestra presencia en el mercado en lo referido a rotulación, bordados, serigrafía y señalización. Ofrecer formación y asesoramiento a nuestros clientes y equipo con los nuevos medios y salas con las que contaremos. En definitiva nuestro objetivo es ganar liderazgo, cuota de mercado y capacidad en nuestro sector». El ejecutivo enfatiza que con esta ampliación de Comercial Ulsa, Castilla y León contará con el mayor centro de distribución de equipos de protección y ropa laboral del norte de España.

        Como detalla el empresario, el taller de impresión y bordado complementa la distribución y venta de ropa laboral «nos ayuda a dar un servicio global integral, además de imprimir y bordar prendas en el taller, los nuevos equipos nos permitirán imprimir cualquier soporte como señalización, lonas, vinilos, vehículos o escaparates. La línea de negocio denominada Systems and Installations Safety (SIS) es una solución a las necesidades que muchos clientes nos plantean para trabajos en cubiertas, torres eólicas, marquesinas y cualquier actividad en la que exista riesgo de caída».

        Uno de los puntos en los que el director general de Comercial Ulsa hace especial hincapié al detallar este proyecto es que el 100% de la inversión «se realiza con empresas de Castilla y León, desde el proyecto de ingeniería realizado por Arbor; la construcción, el prefabricado, la cubierta o la climatización. Comercial Ulsa tiene claro dar valor a las empresas de nuestro territorio porque realmente lo hacen bien y porque ahora más que nunca es fundamental apoyarnos entre todos».