Compartir

La empresa inteligente en la disrupción digital

Mayo, mes de temática libre en EXECyL

    Hoy, en el mes temático de mayo, contamos con un artículo redactado por Javier Montaño García, coordinador de Proyectos de IA y Tecnologías Disruptivas en Cotesa, la unidad de negocio de tecnologías aplicadas de nuestro socio Grupo Tecopy. En el texto que compartimos a continuación, este analista y desarrollador de proyectos del área de Análisis Geoespacial, nos hace partícipes de sus reflexiones y visión acerca de las tecnologías disruptivas.

    Si eres un apasionado de las TICs, ¡esto te interesa! Sigue leyendo…

     

    La empresa inteligente en la disrupción digital

      La evolución histórica en ciencia y tecnología ha posibilitado el avance de la sociedad con una mejora en calidades profesionales y personales, afianzando nuevos modelos de gestión producción y transferencia de información y datos que posibilitan la generación de productos de alto valor añadido.

      Según Forbes, la inteligencia artificial (IA) está cerca de convertirse en la tecnología más disruptiva de la historia, afianzando el decálogo dominante que las tecnologías TICs están teniendo durante las últimas décadas.  La disrupción tecnológica que ocasiona la IA ha posibilitado la evolución sustancial de muchos sectores económicos; desde la medicina, la logística o la fabricación industrial, hasta la adquisición y procesado de información en el campo de la observación de la Tierra.

      El campo de la IA engloba diferentes tecnologías capaces de detectar, comprender, actuar y aprender. En esta nueva era de la información y del dato, es posible predecir lo que sucederá en el futuro a partir de una gran cantidad de información sobre hechos pasados.

      Varios estudios de grandes consultoras suscitan que la IA podría impulsar las tasas de rentabilidad en casi 6 puntos porcentuales en 2035 en 16 sectores de 12 economías diferentes.

      Y es que más allá de potenciar la productividad, esta tecnología permite la automatización de procesos y de la producción, el mantenimiento predictivo, la gestión inteligente de inventarios y del consumo energético, e incluso la planeación de la demanda y optimización de toda la cadena de suministro.

      Tecnologías disruptivas esenciales

       

      Para abordar los grandes retos de esta etapa que se inicia como la “Nueva Normalidad” una de las primeras tareas fundamentales de las empresas es dedicar un momento a reflexionar sobre aquellos puntos vulnerables que la pandemia ha puesto de manifiesto, además de cuáles serán las claves del nuevo futuro, y quien será el responsable de liderarlo. Está claro que el papel que juega la inteligencia artificial en esta nueva situación es clave para el avance, evolución y consolidación de las empresas.

      Ya era evidente para muchos que impulsar la transformación digital de las empresas era una necesidad inaplazable, pero ha sido la crisis creada por la Covid-19, la que ha llevado a las organizaciones a interiorizar que la tecnología es y será la vacuna principal para la creación de valor y la base del crecimiento de las empresas en estos tiempos. Además del escudo protector contra contingencias de este calibre.

      Desde GRUPO TECOPY hemos sido capaces de interiorizar esta reflexión, y se ha apostado por un modelo síncrono de producción y gestión remoto que ha posibilitado su crecimiento y afianzamiento en ese proceso de digitalización, haciendo de la tecnología el motor coherente e integrado para impulsar cada una de sus áreas en puntos clave de la cadena de valor.

      La apuesta por la tecnología desde la óptica del nivel digital, permitirá asegurar las bases para la puesta en marcha de nuevas líneas de crecimiento de negocio, lo que ayudará  a disponer de nuevas fuentes de ingresos, mejorando la solidez del tejido empresarial. De esta manera se genera un escudo defensivo que minimizará el riesgo frente a nuevas e imprevistas incertidumbres.

      GRUPO TECOPY ha visto, a lo largo de esta pandemia, como gracias a la apuesta por la transformación digital, la generación de nuevos productos basados en la explotación y gestión eficiente del dato, es posible potenciar la relación con los clientes y  adaptar los servicios a las nuevas situaciones sociales, asegurando nuevas posiciones estratégicas y generando nuevas aperturas de vías de contacto hacia otros prometedores nichos de negocio.

      Una de las realidades que esta dejando esta pandemia, es que las empresas que ya habían abrazado la disrupción digital como motor de sus negocios y base de sus políticas de gestión del talento han sido las que han logrado afrontar con más solvencia la crisis del covid-19.

      Predecir que deparará el futuro se antoja una tarea ardua y compleja, lo que está claro es que el mundo que conocíamos ya no volverá como tal, y que las empresas que sobrevivan, crecerán únicamente abrazando un nuevo modelo de negocio disruptivo sustentado por lo digital. La gestión inteligente de la información y del dato se ha convertido en una necesidad imperiosa e inaplazable.