Compartir

La Flexibilidad como herramienta para mejorar la Competitividad de las Empresas

El escenario económico y social a causa de la pandemia del coronavirus exige una capacidad de adaptación laboral y empresarial sin precedentes. El trabajo en remoto ha venido para quedarse y las compañías, con independencia de su tamaño y volumen de facturación, necesitan no sólo un cauce permanente de colaboración, sino adecuar sus modelos de funcionamiento para ser más sostenibles y productivas. Por eso, desde la Fundación EXECyL hemos reunido hoy, 15 de octubre, a más de 60 directivos y expertos de Castilla y León para abordar una de las herramientas imprescindibles en la mejora de la competitividad empresarial. Una encuentro empresarial con ponencias y un posterior debate para conocer las claves de la remontada y compartir las mejores prácticas que se están poniendo en marcha en las empresas de la Comunidad.
 

Un diálogo entre Javier Blasco, director The Adecco Group Institute, y Teresa Cetulio, presidenta de EXECyL, ha abierto las intervenciones posteriores a cargo de Nerea Touchard, SHR Manager at GE Renewable (LM); Cristina Genovés, Talent Development Manager en Faurecia; Jezabel González, CEO Directora en Vital Innova, y Javier Calvo, HR Director Motherson Spain & Portugal, con José Julián Nieto, director regional de Adecco, ejerciendo de moderador.

 

Principales conclusiones

    No os perdáis las interesantes reflexiones que esta jornada ha puesto sobre la mesa, fruto de la experiencia y el conocimiento de los participantes. Son muchos los planteamientos que hemos compartido con el ánimo de servir de ayuda eficaz a las empresas de Castilla y León.

    Aquí os dejamos unas cuantas de esas ideas que han pivotado durante el encuentro y que, sin duda, despejan las incógnitas en un momento social y económico de inquietud.

    • El modelo regulador y las políticas activas de la Administración deben adaptarse a la oferta y demanda del tejido empresarial.
    • La mejora de la competitividad incluye a todos, empresas, trabajadores, representantes sindicales, comité de empresa. La complicidad es más necesaria que nunca.
    • Una parte del juego la tienen que desempeñar claramente las propias empresas, en primer lugar. La capacitación laboral, la retención y captación del talento, la seguridad laboral, el reciclaje y la formación son algunas de esas tareas inexcusables.
    • La flexibilidad en las empresas es una herramienta necesaria, pero exige una planificación previa.
    • El futuro del trabajo se consigue sobre la base del diálogo social. Tenemos que implicar a los sindicatos en esta tarea colectiva.
    • La flexibilidad de las empresas requiere de políticas educativas ágiles y capaces de dar respuestas a las demandas del mercado.
    • La Formación Dual es una herramienta indiscutible para mejorar la competitividad de las empresas.
    • La gestión de la incertidumbre que se vive hoy en día precisa de una comunicación interna eficaz y activa.
    • Conocer a la propia plantilla, su polivalencia y talento, permitirá una mayor productividad.
    • Tenemos que adaptar a las personas a un sistema multicultural, porque las empresas hoy en día están presentes en varios países de todo el mundo.
    • Debemos pasar de lo colectivo a la individual en el equipo de cada empresa.
    • La transmisión de los valores de la empresa necesita un esfuerzo mayor a consecuencia del llamado teletrabajo.

     

    Esperamos que el encuentro haya resultado de utilidad, desde aquí, muchas gracias a todos los ponentes por vuestra colaboración y generosidad a la hora de compartir vuestro conocimiento, vivencias y reflexiones y a todos los asistentes por acompañarnos y enriquecer el debate a través de sus preguntas.

    ¡Nos vemos pronto!