El difícil reto de retener talento en una micropyme

Julio: mes de la Gestión de Equipos en EXECyL

 

Esta es Jezabel González, socia fundadora y directora de Vital Innova: Agencia de marketing online especializada en Estrategia digital, Desarrollo web y Comercio electrónico.

Convencida de que colaborar y compartir conocimientos es el presente, ha querido aportar su granito de arena con esta reflexión (y unas cuantas preguntas al aire) con la que cerramos la temática del mes de julio.

¡Muchas gracias Jezabel!

 

El difícil reto de retener talento en una micropyme

 
Hoy aprovecho la oportunidad que me da Execyl de escribir regularmente en este blog para quejarme amargamente (y eso que yo no suelo ser quejica).

El motivo de mi queja es no es otro que la impotencia que siento cuando una persona de mi equipo comunica que deja la empresa, escucho sus motivos, me pongo en sus zapatos y realmente sé que su decisión es lo mejor para su carrera profesional. Que se marche una persona con talento siempre es una mala noticia, pero si además estamos hablando de una micropyme (menos de 10 trabajadores) es un drama, pues cada una de las personas que conforman el equipo es imprescindible para que la empresa pueda cumplir sus objetivos.

Ante este panorama desolador: más de un 30% de rotación en un sector (desarrollo web / marketing online) en el que no hay paro, y en el que la demanda de buenos profesionales supera a la oferta, tener las claves para retener el talento en la organización es más codiciado que la mítica fórmula de transmutación del plomo en oro.

Tengo la suerte de tener buenos amigos con las que compartir mis reflexiones y que además trabajan por cuenta ajena. Me interesa muchísimo su punto de vista de empleado, y recientemente les he preguntado cual son sus motivaciones para quedarse en la empresa en la que trabajan actualmente. Mi pequeña encuesta refleja una emocionante conclusión, casi la totalidad de las personas respondieron que se mantenían su puesto de trabajo
aunque otras oportunidades les llamasen más la atención por “ sus compañeros ”. ¿Habré encontrado la piedra filosofal de la retención del talento? ¿Es la gestión de equipos una de las claves a tener en cuenta para poder reducir la fuga de talento?

Puesto que una de las claves para retener talento es conocer la motivación de cada uno de los empleados y una de los principales motivos de renuncia es el mal ambiente de trabajo (el famoso “no aguanto a mi jefe” o “no aguanto a mi compañero/a”) ¿prestamos la suficiente atención al “team building” dentro de la gestión de equipos? Si medimos a los equipos solo por su productividad ¿no nos estamos perdiendo algo? ¿qué de importante es el equipo para cada uno de los miembros del mismo? ¿cuanto le motiva a cada trabajador pertenecer a ese equipo? ¿es suficiente como para decida quedarse en la empresa pese a tener una oferta de trabajo mejor?

Sintiéndolo mucho, en este caso no tengo la respuesta, pero intuyo que un equipo unido sirve para mucho más que para conseguir buenos resultados. Si alguno de mis compañeros de Execyl tiene una respuesta a todas o alguna de las preguntas lanzadas en este post, estaré encantada de escucharle atentamente 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.