Compartir

Erre Ese y su visión del entorno sostenible

Noviembre, mes de la Sostenibilidad

 

Desde Erre Ese, socio de EXECyL y consultores expertos en la materia que ocupa nuestro mes temático de noviembre, aprovechan la oportunidad que les brindamos en nuestro blog para hablar de Sostenibilidad.

Conoce su experiencia en primera persona y su visión del entorno… ¡No te lo pierdas!

 

Erre Ese y su visión del entorno sostenible

 

¿Qué hacemos en interno?

En ERRE ESE respetamos el medio ambiente. Por ello, somos una oficina sin papeles. No solo como enfoque teórico, sino como realidad: no tenemos impresora en la oficina. Todos los documentos que entregamos a cliente, tanto los asociados al desarrollo de los proyectos como los administrativos (propuestas, facturas, etc.) son digitales.

Además, siendo conscientes de que nuestro mayor impacto ambiental es el asociado a cambio climático, calculamos, desde 2013, nuestra huella de carbono. Desde ese momento hemos venido reduciendo ésta, gracias a la puesta en marcha de un exigente plan de minimización, que incluye, entre otros, contratar únicamente energía eléctrica renovable. Además, desde 2014 compensamos una parte de nuestra huella, llegando a la compensación total en 2018.

Nos preocupamos también por el bienestar de las personas que forman parte de ERRE ESE. Luchamos por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. De hecho, el 100% de los puestos de dirección están ocupados por mujeres, y también el 100% de la plantilla vinculada por contrato laboral son mujeres. Todos los contratos son indefinidos, para asegurar la estabilidad laboral.

Trabajamos por la conciliación de la vida personal y profesional, y de hecho contamos, desde 2012, con el Distintivo efr, avalado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Contamos con medidas de conciliación como la flexibilidad horaria (nuestro horario obligatorio es de 9:30 a 13, el resto, a elección de cada persona, de 8 a 19) o la posibilidad de realizar teletrabajo.

Además, como aportación de valor a la sociedad, participamos en distintas iniciativas. Como ejemplo, nuestra directora ejecutiva es tutora en el programa STEM Talent Girl, dirigido a promover vocaciones científicas y tecnológicas en niñas.

 

¿Cómo vemos el entorno?

Desde nuestra visión privilegiada, como consultores expertos en sostenibilidad, somos conscientes de que cada vez más compañías se preocupan por aspectos relacionados con la responsabilidad social, como la reducción de su impacto ambiental, la lucha contra el cambio climático, el bienestar de las personas o el logro de un impacto positivo en la sociedad.

Esto puede deberse a la iniciativa y convencimiento de sus directivos, o la “escucha” de las expectativas de sus grupos de interés. La sociedad en su conjunto, los clientes, los empleados… cada vez son más sensibles a estas cuestiones y reclaman de las empresas un comportamiento ético y sostenible.

Incluso las Administraciones Públicas avanzan en la materia, como reflejo de esta tendencia social. Ejemplo de ello son las regulaciones y normativas legales en cuestiones sociales y ambientales, que cada vez resultan más exigentes y se dirigen a empresas más pequeñas.

A título de ejemplo, lo relativo a los planes de igualdad de oportunidades. En 2019 hemos pasado de una legislación aplicable principalmente a empresas de más de 250 personas en plantilla, a un Decreto Ley que extiende la obligación hasta empresas de 50 empleados, y que además exige, en aras de la transparencia, publicar el Plan de Igualdad en un registro público.

En esta misma línea, en diciembre de 2018 se publicó la Ley 11/2018, sobre reporte no financiero, que obliga a las empresas de más de 500 empleados (pronto aplicará también a las de más de 250) y más de 40 millones de € de cifra de negocio a hacer público un Informe de Estados No Financieros, que acompañe sus cuentas anuales.

Este reporte debe incluir información sobre el modelo de negocio, cuestiones ambientales, cuestiones sociales y relativas a las personas, respeto a los derechos humanos, lucha contra la corrupción y el soborno y sociedad, desde la óptica de las políticas existentes, sus indicadores clave, los riesgos identificados y su gestión y los resultados alcanzados. Y elaborarse de acuerdo a estándares internacionales, como GRI, referenciales que hasta el momento era instrumentos de uso voluntario por parte de las organizaciones.

En este sentido, hemos organizado una jornada en colaboración con EXECyL, Visión Responsable, CVE, Aenor, Aciturri y Corresponsables, cuyo objetivo es clarificar que obligaciones concretas supone la Ley 11/2018 para las empresas, y como dar cumplimiento a éstas, como oportunidad para poner en valor la gestión realizada. Aprovechamos esta entrada para invitar a todos aquellos interesados (inscripciones en http://bit.ly/ErreEseJornadaIENF).

Con todo ello, la sostenibilidad se convierte cada vez más en un aspecto a gestionar por parte las organizaciones, bien por la importancia que le otorgan los distintos agentes, bien por las obligaciones legales en la materia.