Compartir

La innovación social en las organizaciones

La innovación social en las organizaciones. ¿Creéis que es una realidad? ¿Es rentable? ¿Es factible en las empresas de nuestro entorno? Sobre todas estas cuestiones debatimos en la jornada impulsada por la Cámara de Comercio de Valladolid y la Fundación Santa María la Real, con la colaboración de Visión Responsable, con motivo del lanzamiento del curso de Experto en Gestión de Proyectos de Innovación Social. ¡Gracias por invitarnos a EXECyL a compartir nuestra experiencia!

 

Hablemos de Innovación Social.

Porque es un término que, aunque pueda parecer una moda, ha llegado para quedarse. ¿Acaso las Administraciones Públicas, las empresas y el tercer sector no tenemos la posibilidad (y la responsabilidad) de tratar de poner solución a los problemas sociales? No tenemos más que mirar a los ODS: nada más y nada menos que 17 retos tenemos por delante. ¿Y qué queremos hacer para poner nuestro granito de arena? ¿Cuál es el papel que queremos jugar? ¿O mejor que los resuelva otro?

La razón de ser de nuestra participación en esta jornada, de la mano de nuestra directora, Susana Aguado, fue la de transmitir la oportunidad que tenemos las empresas ante esta situación. Desplegar innovación social supone dar un paso más allá de la RSC, convirtiéndonos en agentes activos en la resolución de problemas sociales. Y merece la pena: desarrollamos negocio innovando con nuevas ideas/productos/servicios/tecnologías…, generamos rentabilidad, mejoramos nuestra imagen y reputación, incrementamos la implicación (compromiso) de nuestros colaboradores, aumentamos nuestra colaboración con otros agentes… Y mejoramos el comportamiento y la cultura en nuestras organizaciones fruto de tomar la responsabilidad y de poner el foco en la búsqueda de soluciones (rentables) en beneficio de nuestro entorno.

 

Cooperación entre entidades como herramienta.

Y, efectivamente, la colaboración/cooperación es básica tanto si queremos ser eficientes como si buscamos soluciones escalables. Nuestros esfuerzos y recursos tienen un límite si los medimos a nivel individual pero… ¿veis el potencial de sumar fuerzas? Por ejemplo, nosotros desde EXECyL lo vivimos en el día a día. ¿Cómo si no, vamos a poder aprender si las demás empresas no abren sus puertas o si los profesionales no comparten sus experiencias y aprendizajes? ¿Cómo vamos a derribar barreras y transformar nuestro tejido empresarial si no lo hacemos juntos? La Excelencia es cosa de todos, y la resolución de los problemas sociales también.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Gracias a Álvaro Retortillo, director del área de empleo y emprendimiento de la Fundación Santa María la Real y director académico del curso; a David Sánchez, coordinador de desarrollo local de la Cámara de Comercio de Valladolid; y a Ana Antolín, presidenta de Visión Responsable, por contar con nosotros para impulsar la innovación social. Seguiremos sumando.